Cibao productivo

Acerca del cibao

LOS ORÍGENES DEL CIBAO

Consultando a Wikipedia en internet, vemos que la región cibaeña se caracteriza socioculturalmente por el abrumador predominio del legado español y económicamente por ser la comarca más próspera de la isla.

Nos dice que la palabra nativa “Cibao”, que significa “lugar donde abundan las rocas”, era un nombre usado por los nativos para llamar a la isla, pero fue usado por los españoles en su conquista para referirse específicamente a la zona de la Cordillera Central, ganándose los títulos “lugar de abundantes aguas” y “lugar donde hay oro”, refiriéndose a los valles que se encuentran entre las cordilleras Central y Septentrional (1).

CUANDO CRISTOBAL COLÓN VE EL CIBAO POR PRIMERA VEZ

Como sabemos, los colonizadores españoles llegaron a la isla por primera vez, entrando por la zona de Puerto Plata y luego, cuando comienzan a explorar el territorio, se topan con la vasta llanura de lo que hoy conocemos como el Cibao Central.

En consulta a Historia del Nuevo Mundo, encontramos lo siguiente:

Asegurada la Isabela de posibles rebeliones y dejado a cargo de su hermano Diego Colón el gobierno de la ciudad y la vigilancia de la escuadra, Cristóbal Colón marchó el 12 de marzo en búsqueda del Cibao con cuatrocientos soldados y un buen número de indios en orden de batalla con banderas desplegadas y al son de tambores y trompetas.

El objetivo de la expedición era construir una fortaleza en las montañas y formar un establecimiento para la explotación de las minas. También tenía previsto enfrentarse a Caonabo y obtener una victoria que fuera una muestra del gran poder de los cristianos.

El camino era muy difícil y tan sólo se podía subir el curso de los ríos a través de una estrecha vereda india que permitía únicamente el paso simultáneo de una persona. Para agilizar el viaje los soldados de la expedición tuvieron que ensanchar la vereda con las herramientas que tenían a mano, aquel fue el primer camino del Nuevo Mundo y le fue puesto el nombre de Puerto de los Hidalgos, por haber sido construido por personas de esta condición social.

Una vez ganado dicho puerto se les apareció una inmensa llanura semejante a la que les había contado Alonso de Ojeda, grandiosa vegetación, generoso clima y abundantes ríos y multitud de aldeas. Lo que se les abría ante sus ojos era un auténtico paraíso terrenal. Colón lo llamó la Vega Real (2).

EL TABACO EN LOS INICIOS DE LA HISTORIA DEL CIBAO.

Para los españoles, el consumo del tabaco por parte de los indios, fue una sorpresa y un descubrimiento, ya que en Europa no se conocía el tabaco y mucho menos, su consumo. Como veremos más adelante, el tabaco fue la clave de lo que hoy es el perfil físico del cibaeño y de lo que es la herencia social y económica de la región, hasta nuestros días.

En consulta bibliográfica realizada, encontramos lo siguiente:

Al momento de la colonización, el consumo del tabaco estaba extendido en casi toda América. Los colonizadores encontraron con asombro, que además de fumarse, el tabaco se aspiraba por la nariz, se masticaba, se comía, se bebía, se untaba en el cuerpo, otras investigaciones también señalan que se usaba en gotas para los ojos y se usaba en enemas.

Los historiadores han señalado que fueron Rodrigo de Jerez y Luis de la Torre, compañeros de Cristóbal Colón en su primer viaje, los primeros occidentales en conocer de su existencia. Cristóbal Colón lo hace anotar en su “Diario de navegación del primer viaje” en que registró las primeras observaciones acerca del tabaco. Y, fue a partir de ese momento, que no hubo cronista o viajero que pasara por alto esta extraña costumbre y rito de echar humo por la boca y nariz, la cual no era conocida en el viejo mundo. Todas esas observaciones no solamente del tabaco, sino de las costumbres de nuestros aborígenes, fueron plasmadas en las obras de Gonzalo Fernández de Oviedo y más específicamente en las de Fray Bartolomé de las Casas, y su obra “Apologética Historia de las Indias” (3).

Es importante señalar que el tabaco no fue bien recibido en España, debido a que se consideraba su uso como hechicería, siendo rechazado por la religión. Más adelante, fue aceptado por los reyes y las cortes, ampliándose el consumo a diferentes países europeos.

La historia social y económica dominicana nos muestra que el tabaco fue esencial en el desarrollo del Cibao. Los factores climáticos y la ubicación territorial son claves para su cultivo, teniendo una demanda asegurada en España y Francia, especialmente a partir de los años del 1700 (sigloXV111).

Probablemente el hecho de que el poder-económico de la colonia en su nivel más alto se concentrara alrededor de la aristocracia colonial de la ciudad de Santo Domingo, provocó que en la zona Sur del país la gran propiedad territorial y la utilización del trabajo esclavo se mantuviesen con mucha más facilidad que en la zona cibaeña.

Igualmente, la fertilidad de las tierras en el valle del Cibao hacía muy propicia la agricultura, por lo que muchas personas de condición libre, que en otras zonas del país se dedicaban a la producción pecuaria (reses) a pequeña o mediana escala, prefirieron en el Cibao dedicarse al cultivo del tabaco, a la larga esto coadyuvó a crear uno de los orígenes de las diferencias regionales entre el Cibao y el resto del país.

La proporción de personas blancas en la zona norte se mantuvo superior, pues al no haber plantaciones azucareras, la entrada de canarios (españoles) no era acompañada por la de muchos negros esclavos.

Igualmente en el Cibao adquirió mayores proporciones la mediana propiedad terrateniente y la libertad de los agricultores respecto de formas de explotación por parte de grandes propietarios. mientras en la zona sur, sobre todo en torno a Santo Domingo, todavía el número de esclavos era elevado en las plantaciones y los hatos ganaderos y existía cierta barrera de niveles sociales entre amos libres, libertos y esclavos (aunque eso no significa, que fuera imposible el ascenso social de ciertos sectores de las capas bajas), en el Cibao existía una masa principal de libres mulatos y blancos, con una incidencia mucho menor de los grandes propietarios por una parte y de los esclavos por la otra.

En otras palabras, el modelo de modo de producción mercantil simple y pequeño-burgués empezó a destacarse como dominante.

En torno a los hatos tanto del Sur como del Cibao empezó a surgir también la pequeña propiedad agraria, aunque con variantes importantes en relación al modelo mercantil en torno al tabaco. Por una parte, esa pequeña agricultura surgía entre los estratos más bajos de la población local, libertos casi siempre.

Esto explica la presencia de relaciones sociales de estos agricultores con la estructura del hato, a diferencia del valle del Cibao, en que eran independientes (4).

(1) https://es.wikipedia.org/wiki/Cibao
(2) www.historiadelnuevomundo.com/index…/cristobal-colon-en-el-cibao/
(3) Historia Económica y Financiera de R.D., Franklin Franco; Composición
Social Dominicana, Juan Bosch; Reportaje El Tabaco en Nuestra Tierra, José Alcántara; Wikipedia.

(4) Historia social y económica de la República Dominicana. Leer más
http://www.monografias.com/trabajos59/historia-dominicana/historia-dominicana.shtml#ixzz4Og5A9FCq