Cibao Productivo

2DA. PARTE DE CÁPSULAS CÓMO PONER NOMBRES A LOS PRODUCTOS Y NEGOCIOS.

 2DA. PARTE DE CÁPSULAS  CÓMO PONER NOMBRES A LOS PRODUCTOS Y NEGOCIOS.

En esta segunda entrega veremos algunas técnicas de cómo poner nombres a productos o empresas, que puedan ser de utilidad. Es importante tener siempre presente las estrategias señaladas en la primera cápsula para lograr la creación de nombres exitosos: la de Dirección del Producto, la de Alcance y la de Significado. Lo primero que debemos señalar es que, en esta cuestión de bautizos comerciales, por mucho que se quiera teorizar, por mucho que se apliquen reglas, por mucho que se tecnifique este campo, está lleno de excepciones.

Docenas y docenas de marcas tienen nombres feos, malos y hasta horrorosos que han triunfado en el mercado contra todo pronóstico. Esto se da como la verdolaga, como una plaga. ¿Quién le pondría Husqvarna a algo? Sin embargo, así es como se llama una famosa fábrica sueca inicialmente de motocicletas y equipos agrícolas que gozan de gran prestigio en todo el mundo y que se fabricaban en un cuartel militar con el mismo nombre de Husqvarna.

¿Quién le pondría Carrefour a algo? Y sin embargo es el nombre de una cadena francesa de supermercados muy exitosa a nivel internacional.

FACTORES CLAVES QUE RESPALDAN LOS NOMBRES

En este sentido hay tres factores generales que respaldan los nombres buenos, regulares, malos y hasta muy malos. El primero es la aceptación de la calidad y los beneficios del producto. Si los productos satisfacen con mucho las expectativas de los clientes, pueden soportar nombres extraños o exóticos, sucede como los novios muy enamorados.

El segundo es si el producto es de oferta o de demanda.  Por ejemplo la gasolina es un bien de alta demanda, es totalmente necesaria para el transporte, la industria, la agricultura y mil usos más y es hasta cierto punto escasa o es controlada por sus productores, por eso es cara y las economías del planeta dependen en gran parte de sus precios, por lo que a este producto usted le puede llamar Conejito Cojo o Lacito Rosa y se va vender igual que si le pusiera los rimbombantes nombres Karburant o Premium Oil.

El tercer factor es el respaldo del producto, la compañía, si es grande, poderosa, reconocida también puede “abusar” de su denominación. Es el caso de MAPFRE, que responde a los nombres de los propietarios de la aseguradora internacional, luce difícil de pronunciar, no muy sonoro ni pegadizo, en nuestro caso concreto nunca lo hubiéramos creado.

Los nombres de productos se pueden inspirar en mil cosas: en regiones (como los camiones Scania), en nombres de personas (salami Don Pedro) o los huevos Don Papito o Chanel (el perfume creado por la francesa Coco Chanel)… en la naturaleza Río Claro, Monte Verde, en los apellidos como Distribuidora Corripio, Papelería Lendoiro, en animales camisas Okapi, Buffalo para productos limpiadores de zapatos, en el espacio Star, Sol, Galaxy.

También en frutas como Orange, Banana, Lemon o Apple. Otras se basan en palabras de mucho uso diario y así no hay que esforzarse en aprenderlas y el público las utiliza con frecuencia: Claro, Hola, Diga, OK y otros muchos dichos más que sirven para inspirarse.

REGLAS ESENCIALES PARA DEFINIR UN NOMBRE DE MARCA

Hay reglas y clasificaciones para los nombres, que son muchas para tratarlas en este artículo, pero señalaremos algunas de las más significativas:

A- Que los nombres sean cortos (preferiblemente de una palabra como Zara, Nike), aunque muchas marcas necesitan estar compuestas por dos palabras, como Coca Cola.  Si es posible, de tres, cuatro o hasta seis letras.

B- Los nombres deben ser en lo posible sonoros (Samsung, Coca Cola, Dakar, Goya). La abundancia de vocales fuertes o débiles bien combinadas contribuye a dicha sonoridad. 

C- Otra regla muy básica es que puedan leerse y pronunciarse de manera fácil (tarjeta Visa).

E- Así mismo, que puedan ser recordados con solo unas pocas repeticiones, porque la publicidad (tradicional o virtual) es costosa. 

F- Se espera también de los nombres que sean impactantes, que se graben en la memoria.. Esta también es una de las reglas más importantes, pero nada fácil de lograr. Los de perfumes exóticos o muy exclusivos, tratan de recurrir a ellos como el antiguo Varon Dandy o lo más actuales Ninna Ricci, Chanel No. 5, Perry Ellys, Dolce & Gabbana, acompañados siempre de los estilos sofisticados de sus creadores o de campañas publicitarias elaboradas con mucho lujo.

En algunos casos -siempre delicados y jugándosela a cara o cruz-  se recurre al desafío de lo convencional, como los vinos “19 Crimes”, con una etiqueta pavorosa con imágenes y nombres de asesinos y una campaña publicitaria muy en línea con ese macabro tema que afirma “Es un crimen no probarlos”. Estos productos han tenido suerte y el desafío ha tenido éxito entre un público que busca lo exótico y excitante. En nuestro país se ha comercializado durante mucho tiempo el vino Casillero del Diablo y al parecer a nadie se le ha aparecido este temido señor.

También las hay que rompen la tendencia del segmento de los productos. En el caso de las telefónicas, muchas de ellas exhiben la sílaba casi obligada de “Tel” (Codetel, Intel, Telcel) pero aparecen otras que rompen con esa línea: Orange, Hola en Argentina y Claro en varios países, incluyendo el nuestro. Nada que ver con el concepto tecnológico o de telefonía.

Los nombres también en lo posible, pueden decir algo de lo que es el producto y así facilitar su comprensión a los posibles compradores, LUX para un jabón, Dental Floss o Palmolive, que en sus inicios era un jabón elaborada con aceites de palma y oliva.

Debemos señalar que en nuestro país y seguro que en los demás, igualmente están prohibida las marcas llamadas genéricas, por ejemplo no se permite la marca Jabón, Periódico o Mantequilla.

NUESTRAS EXPERIENCIAS DE MARCAS CREADAS

Cuando hemos tenido que crear nombres para nuestros productos y clientes, siempre y de nuevo en lo posible, hemos preferido los que se refieran directamente al uso y naturaleza del producto, sencilla y clara y así ahorrar el tener que invertir recursos y esfuerzos para explicarlos. Una compañía de investigación que además publicaba una revista con datos del mercado le pusimos MercaData, lo dice todo: Datos del Mercado, sencilla de pronunciar, reconocer y recordar. 

Otra, fue una excelente publicación anual que recopilaba las principales campañas y las agencias que las realizaban en el país. ¿Cuál podía ser el nombre de la marca? Pues Campañas y Agencias, así de simple y descriptivo y si lo precisábamos también en inglés Campains & Agencies, totalmente parecido. Otro nombre es el de esta plataforma de promoción virtual sobre el Cibao que usted está leyendo: Cibao Productivo ¿Hay que explicar de qué se trata?

Algunos nombres sacados de la manga en solo unos segundos podrían ser estos: Para un queso de cabra que se pueda elaborar, un emprendedor del Cibao bien podría ponerle Cabri-Kesso, (mitad local, mitad extranjero) o Lacabra o Lakabra con una K “más dura”. Para un procesador  de carnes, Carnia, Carnika o Karnika, Carnosa, Procarne… o muchísimos más y mejores, si lo analizamos con más detenimiento. 

Siempre, los nombres deben de ser únicos y algo muy deseado, que es crear inspiración. 

Aquí en nuestro país se dan casos muy curiosos que medio en broma y medio en serio las denominamos las Bromarcas. Por ejemplo, en Bonao hay o había unos talleres llamados “El Pesao”, igualmente en Villa Altagracia, “Talleres La Quiebra”, en la capital una Banca con el nombre “La Morosa”, justo todo lo contrario que deben ser esos centros de loterías y apuestas y en Pedernales una pescadería con el nombre de “El Rinoceronte”. Suponemos que en África debe haber alguna reserva de rinocerontes llamada “El Peje”, para compensar.

Más adelante hablaremos sobre el significado de muchas marcas bien conocidas por todos, seguro que será de interés y amenidad para los lectores. ¡Hasta la próxima!

Cibao redes Productivo

Related post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 2 =

es_ESEspañol