Cibao Productivo

El Tabaco y su historia en el Cibao

 El Tabaco y su historia en el Cibao

En primer término, es importante destacar que los taínos o indios (como los llamaban los españoles) habitaban en las islas mayores del Caribe, tales como La Española, Puerto Rico y Cuba.

Los taínos tenían una cultura que se fundamentaba en la actividad agrícola de subsistencia, teniendo conocimiento de las plantas y hojas para uso medicinal y para la realización de rituales.

Con la finalidad de conocer con más detalles las características y propiedades de los rubros encontrados en América y el Caribe (desconocidos en España y el resto de Europa, hasta entonces), Cristóbal Colón regresó a su nación con muestras de maíz, cacao, tomate, pimiento verde, patata, frutas tropicales y el tabaco, entre otros rubros.

Está muy claro que para los primeros españoles que colonizaron el continente, ver a los indígenas con la costumbre de echar humo por la boca y la nariz, resultó ser un hecho impactante y un acto de salvajismo. Sin embargo, llevaron el tabaco a España.

Según los historiadores de la época, las personas que llevaron el tabaco a España y explicaron la forma de su uso, fueron encarceladas y perseguidas por las autoridades y por la iglesia católica a través de la inquisición. Se argumentaba que echar humo por la boca era sinónimo de brujería o que era una influencia del demonio.

Más adelante, los médicos de esa época consideraron que las hojas de tabaco tenían propiedades terapéuticas y curativas. Por otra parte, este producto se hizo popular entre reyes y personalidades de su entorno en España, Francia e Inglaterra, quienes al principio solamente lo utilizaban para fines medicinales, luego se consumía también para uso recreacional. Aunque el uso del tabaco no contaba con la aprobación de la iglesia europea, cada vez se tornaba más popular.

Se entendía que el tabaco de mayor calidad era cosechado en La Española (especialmente en el Cibao) y en Cuba, debido a sus condiciones geográficas, ambientales y de buen clima.

Por otra parte, en nuestra isla algunos españoles de la colonización aprendieron a consumir el tabaco, del que se hicieron adictos. Durante el transcurso de los años, en el país se cosechaba el tabaco en pequeña escala y específicamente para el consumo de una escasa población (mayormente en la región del Cibao), pero luego se comenzó a cultivarse para fines comerciales.

Alrededor del año de 1750 se instala en Santiago de los Caballeros la primera factoría de tabaco para fines de consumo nacional y para la exportación, con el involucramiento de productores tabaqueros y pequeños comerciantes, cuya tradición se mantuvo a través de padres a hijos, por generaciones.

Sin lugar a dudas, este acontecimiento marcó el comienzo del desarrollo económico de Santiago de los Caballeros, lo que se tradujo en cambios de patrones sociales en esta región del país. Es importante destacar que para la época, la producción de tabaco era la única actividad económica de relevancia en el Cibao, por encima de la economía de subsistencia o a pequeña escala entre poblados.

Finalmente, queremos destacar que en el resto del país se impuso una economía basada en el cultivo de la caña de azúcar (región sur, capital y zona este), con pocos dueños y una gran cantidad de mano de obra de personas negras en condiciones de esclavitud. Sin embargo, en la región del Cibao la situación era completamente diferente, ya que la economía se basaba en el tabaco, otros productos agrícolas (dada la fertilidad del Valle de Cibao) y en la ganadería, con muchos pequeños y medianos productores independientes, siendo escasa la presencia de esclavos negros.

Tales diferencias se tradujeron a través de nuestra historia en el carácter emprendedor y laborioso de la gente del Cibao.

Cibao Productivo

Related post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + quince =

es_ESEspañol