Cibao Productivo

Origen del Cibao

 Origen del Cibao

ORIGEN DEL CIBAO

CRISTÓBAL COLÓN DESCUBRE EL “CIBAO”

 

Con la llegada de Cristóbal Colón a esta isla que llamó Hispaniola, a finales de 1492, se inicia el proceso de la colonización, que se prolongó durante los años siguientes.

Tal proceso se inició en La Isabela (nombre en honor a la Reina Isabel de España). Este lugar pertenece a lo que hoy es la ciudad de Puerto Plata, al norte de la República Dominicana.

Al llegar a la isla, Cristóbal Colón se encontró con los habitantes locales, que eran los “taínos”, pero que fueron denominados como “indios”, por parte de los españoles, debido a la creencia de haber arribado a La India, que era su objetivo.

Como es sabido, la expedición buscaba riquezas en ese viaje, por lo que se produjeron enfrentamientos con los pobladores nativos, que eran taínos. Estos se resistieron a las intenciones de los visitantes de apropiarse de sus posesiones, sin tener éxito, debido a sus deficientes condiciones y a la superioridad de armamentos de los españoles.

Una vez asegurada la plaza, al norte de la isla, Colón y el resto de los expedicionarios se adentraron hacia el centro de la isla. Ellos notaron que algunos “indios” tenían pequeños artículos de oro, lo que les llamaba poderosamente la atención.

Según afirman los historiadores, los taínos o nativos de la isla utilizaban la palabra nativa “Cibao” como un “lugar donde abundan las rocas”. Sin embargo, los colonizadores utilizaron el término “Cibao” cuando se referían a la región norte de la isla, como un “lugar donde hay mucha agua”, por la gran cantidad de ríos que fueron encontrando a su paso. También utilizaron este término como “lugar donde Hay oro”, en clara referencia a la presencia del material en la región.

El objetivo esencial de Cristóbal Colón pasó a ser la explotación de los yacimientos de oro de los ríos que encontraron en la llanura o Valle de la Vega Real, tal como fue designada esa zona del Cibao Central.

También podemos referirnos al conocimiento de otros hábitos de los taínos, que les parecían extraños o sorprendentes a los colonizadores, tales como las ceremonias y rituales religiosos con ídolos elaborados, el uso de objetos artesanales (vasijas y otros tipos de recipientes de barro), costumbre de andar desnudos, fumar tabaco o masticar su hoja, entre otros hábitos desconocidos para los españoles.

Cibao Productivo

Related post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 2 =

es_ESEspañol